Permiso de mudanza en Barcelona: todos los detalles

Permiso de mudanza en Barcelona: todos los detalles

La mayoría de las personas pasan por una mudanza en alguna etapa de la vida. De hecho, un estudio realizado sobre el sector inmobiliario afirma que el 75% de los españoles ha cambiado de vivienda al menos una vez y que los españoles nos mudamos de casa una media de cuatro veces, siendo mucho más habitual en los segmentos de población más joven. 

Los datos aumentan en las grandes ciudades y en Barcelona se realizan miles de mudanzas cada año. Por eso, nos adentramos en una pregunta muy habitual en nuestra oficina de furgonetas de alquiler: ¿se necesita un permiso de mudanza en Barcelona? La respuesta concreta es la siguiente: depende del tipo de mudanza y de sus características. Sigue leyendo y descubre todos los detalles.

Una mudanza supone un gran estrés que requiere varios días o semanas de planificación, ajetreo, cajas, traslados… A la hora de organizar una mudanza es necesario tener varios aspectos en cuenta y algunos no dependen exclusivamente de los inquilinos sino que hay que contar con terceros. Este es el caso de las empresas de mudanzas o el alquiler de furgonetas sin conductor y de los permisos de mudanza necesarios, en el caso de que los haya. Prever con tiempo estos y otros aspectos es clave para no tener que lamentar incidencias de última hora que retrasen nuestros planes.

¿Necesito un permiso para hacer una mudanza en Barcelona?

En el caso de mudanzas que requieran ocupación parcial o total de la vía pública como zonas de estacionamiento, pasos, calles, etc. sí será necesario pedir un permiso de mudanza. El encargado de emitirlo es el Ayuntamiento de Barcelona, al que hay que realizar vía web una solicitud de permiso de estacionamiento para mudanzas.

No obstante, si para el traslado se estacionan las furgonetas para mudanzas en las zonas de carga y descarga y se realiza de forma rápida y escalonada sin invadir ninguna zona pública común, no será imprescindible realizar este trámite.

Según la normativa oficial, se entiende por mudanza “aquellas ocupaciones del espacio público por traslado o cambio dentro del término municipal de Barcelona, o entre este y otras localidades y viceversa, de todo tipo de mobiliario usado y de sus complementos”.

El permiso de ocupación del espacio público para mudanzas incluye el permiso de estacionamiento de furgonetas de alquiler o camiones de mudanzas ocupando el espacio público y la utilización de plataformas elevadoras y otros sistemas que puedan impedir el paso de los peatones o la modificación de los recorridos habituales. Además, según se indica, si se prevé que estos trabajos de mudanza pueden provocar una restricción del tráfico o, incluso, el corte de una calle, también será necesario pedir la intervención de agentes de la Guardia Urbana.

En cada ciudad la normativa es diferente y hay que consultarla siempre a los organismos oficiales. En el caso del permiso de mudanza en Barcelona, es posible realizar todos los trámites por vía telemática de una forma sencilla y rápida desde la web del ayuntamiento y la sede electrónica.

Tipos de mudanza en Barcelona: tipo A y tipo B

Tipo de permisos de mudanza

Antes de pedir el permiso hay que saber el tipo de mudanza al que nos enfrentamos, que se dividen en dos dependiendo de las características de los vehículos de carga utilizados y de los materiales necesarios.

  • Mudanza tipo A: Son las llamadas mudanzas enteradas o tipo A y se realizan con furgonetas de hasta de 3.500 kg. Además, durante la mudanza y el traslado no se requieren medios mecánicos externos, ni plataformas elevadoras, ni otros elementos de trabajo.
  • Mudanza tipo B: Se trata de todas las demás mudanzas para las que son  indispensables grandes camiones y soportes mecánicos para bajar los muebles.

Cómo tramitar el permiso para la mudanza tipo A

Para las mudanzas enteradas se puede obtener el permiso al instante y no tiene costes. Hay que rellenar un formulario añadiendo la documentación justificativa necesaria e identificarse con la firma electrónica para realizar el registro. Una vez confirmado el permiso, hay que imprimirlo o descargarlo en el ordenador o el móvil y llevarlo en todo momento el día de la mudanza.

La documentación que se puede exigir en estos casos puede ser un plano de la zona donde se indique el espacio que se va a ocupar y, en casos muy especiales, un informe técnico firmado por un profesional cualificado conforme el área puede soportar el peso de la furgoneta y los materiales.

Las fechas para solicitar el permiso de ocupación del espacio público para mudanzas en Barcelona para mudanzas tipo A es de una antelación mínima de 2 días naturales y máxima de 15 días naturales.

Cómo tramitar el permiso para la mudanza tipo B

Para tramitar el permiso de mudanza en Barcelona para mudanzas de tipo B hay que realizar previamente la autoliquidación de tasas para la tramitación de solicitudes de ocupación de la vía pública (OVP) y realizar su pago correctamente mediante la sede electrónica. Después, es necesario rellenar el formulario con todos los datos de la mudanza, dirección, área utilizada y responsables así como adjuntar el plano y los documentos técnicos requeridos. Tras ello, se identifica con la firma electrónica y se envía a la espera de su aprobación o denegación.

Como es un trámite un poco más complejo, es esencial solicitar el permiso con una antelación mínima de 5 días laborables (de lunes a viernes).

Alquilar una furgoneta para una mudanza

Cuando no se necesitan plataformas elevadoras y la mudanza es relativamente sencilla, alquilar una furgoneta es la opción perfecta. Y es que las mudanzas que realizan los clientes de Furgos Paco son habitualmente las de tipo A, para las que nuestras furgonetas de alquiler de gran capacidad (pero menos de 3.500 kg) son perfectas. Su volumen es ideal tanto para la conducción de personas que no están acostumbradas a ello como para almacenar la gran cantidad de mercancías que exige un traslado de piso o de oficina.

Alquilar una furgoneta para una mudanza tiene muchas ventajas:

  • Es un servicio económico, práctico y a medida. Puedes disponer de tu furgoneta el día y la hora que quieras y durante el tiempo que desees, un día completo o solo unas horas, ajustando al máximo tu presupuesto.
  • Puedes seleccionar el modelo de furgoneta que más se ajuste a tus necesidades. Una buena organización y cálculo de lo que quieres llevar, es imprescindible en el momento de elegir el tipo de furgoneta. De este modo, podrás elegir el modelo adecuado para cada momento.
  • Te ocupas tú mismo de la carga y descarga cuidando en todo momento de tus enseres. Si bien en el caso de mudanzas muy grandes a veces es necesario contratar a empresas profesionales, con una furgoneta de alquiler puedes realizar el trabajo a tu manera, distribuyendo los bultos en base a tu planificación y realizando la carga y descarga como mejor te vaya.
  • Entrega y devolución en el centro de Barcelona. Seleccionar una empresa de alquiler como Furgos Paco que tenga una buena ubicación te permite ganar en comodidad y reducir el tiempo de la mudanza así como los costes de la misma.

  • Es posible conducir cualquier furgoneta con el carnet tipo B de vehículos y además son muy fáciles de manejar y de dominar sus dimensiones.

Furgonetas para mudanzas en Barcelona

Como expertos en el alquiler de furgonetas, contamos con una amplia flota con modelos de varias capacidades tanto para mudanzas completas con electrodomésticos y muebles como para el transporte de cajas y otros bultos de un punto a otro de Barcelona. Solo tienes que entrar en nuestra web y darte una vuelta por todas las posibilidades que te ofrecen nuestras categorías. Por ejemplo, en La Furgo Grande de Paco puedes encontrar modelos de furgonetas para mudanzas como la Fiat Ducato o la Mercedes Sprinter, muy versátiles y con unas medidas de carga de más de 3 metros y 1 ’65 de alto.

La siguiente categoría contiene los modelos más amplios. En La Furgo XXL de Paco están a tu disposición furgonetas de techos altos (de hasta casi 2 metros) y con carga útil de 1.440 kg y peso máximo autorizado de 3300 kg. Este tipo de modelos son perfectos para cargas considerables y cuentan con un consumo de combustible reducido.

Eso sí, nuestro consejo es que en el momento de alquilar una furgoneta para mudanzas en Barcelona, te asegures de que la carga va perfectamente situada y que está correctamente empaquetada. Además, te ofrecemos una serie de extras para el traslado y su seguridad como carretilla o tensores para mantener todo bien atado y que no haya sorpresas.

Si necesitas más información sobre el permiso de mudanza en Barcelona o si quieres saber más detalles sobre nuestras furgonetas de alquiler, precios y condiciones, no dudes en contactarnos, somos los expertos que estás buscando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *